≡ Menu

Tiburones Prehistóricos

tiburones de la prehistoria

Nadie está realmente seguro de cómo se veía un tiburón megalodon – todo lo que queda de este monstruo prehistórico son unos pocos dientes y vértebras. Pero estos permiten a los paleontólogos deducir bastante acerca de ellos. Mire el video para obtener más información y luego, siga leyendo acerca de los Tiburones Prehistóricos.

Qué saben los expertos de los Tiburones Prehistóricos

Los paleontólogos han investigado huesos fosilizados para aprender cómo evolucionaron las criaturas. Pero los tiburones no tienen huesos; tienen cartílagos, que se disuelven rápidamente en el agua del océano. Afortunadamente, después de que algunos tiburones murieron, sus cuerpos yacían en las rocas, dejando una impresión fosilizada en las rocas. Estudiando estas, se obtuvieron buenas pistas sobre la evolución del tiburón.

Entonces, ¿cómo exactamente los tiburones evolucionaron con el tiempo?

Algunos han nacido con características que les permitieron sobrevivir. Un tiburón con una útil función pasaría esa característica a su descendencia. A lo largo de millones de años, esto pasó de generación en generación. Tiburones con funciones superiores se reproducen rápidamente y tiburones sin esas características mueren porque no pueden competir con éxito por los alimentos y por conseguir pareja.

Los científicos creen que los primeros tiburones con mordazas que no estaban fusionadas con sus cabezas aparecieron unos 200 millones de años atrás. Esto les dio la posibilidad de hacer tope con sus mandíbulas hacia adelante y capturar las presas eficientemente. Hoy en día, muchos tiburones tienen esta característica.

Los Tiburones Prehistóricos tenían una piel suave y no podían empujar su mandíbula hacia adelante.

Cuando los tiburones aparecieron al menos 420 millones de años atrás, no eran como los tiburones que conocemos hoy en día. Al igual que los tiburones modernos, tenían un esqueleto hecho de cartílago. Tenían aletas triangulares, agallas y puntiagudos dientes. Pero carecían de algunos de los principales rasgos del tiburón:

  • Uno de los más conocidos tiburones prehistóricos, el Cladoselache, vivió hace 370 millones de años. A diferencia de los tiburones de hoy, no podía hacer el típico empuje hacia delante de la mandíbula superior al atacar. Al igual que otros tiburones prehistóricos – y la mayoría de los animales – la mandíbula del Cladoselache estaba totalmente fusionada a su cabeza. Esto limita el tamaño de los alimentos que podía comer. No fue hasta que los tiburones evolucionaron que se desarrolló su habilidad de desplazar mandíbula superior – en algún momento durante el periodo Jurásico, de 201 a 145 millones de años – y que comenzaron a tomar en grandes presas.
  • El Cladoselache tenía otro rasgo distintivo: piel lisa. A diferencia de los tiburones modernos, que están cubiertos de escamas similares a dientes llamados dentículos dermales, el Cladoselache estaba prácticamente desnudo. Los dentículos de los tiburones actualmente no sólo protegen de lesiones, sino que reducen la resistencia del agua y refuerzan la piel. Pero eso no parecía frenar al Cladoselache; que era un depredador de alta velocidad con una aleta de cola con forma de media luna parecida a la de los tiburones modernos.

Cómo sabemos sobre los Tiburones Prehistóricos?

La mayoría de lo que sabemos acerca de los tiburones prehistóricos, proviene de sus dientes.

tiburon megalodon

Así es, los dientes de tiburones fósiles nos pueden indicar una cantidad sorprendente de información sobre los tiburones prehistóricos, desde dónde vivieron, a lo que comían, a cómo eran grandes. Los dientes de tiburón son el tipo más abundante de fósiles de tiburón, en parte porque los tiburones arrojan miles a lo largo de su vida, y en parte porque fosilizan relativamente fácil.

Por qué no se hallan esqueletos de tiburones en el registro fósil?

Se han podido encontrar pedazos, pero raramente un esqueleto. Veamos, el esqueleto de tiburón está compuesto de cartílago, que no se mineralizan en la medida en que el hueso se descompone y además, lo hace mucho más rápido. Sin embargo, las vértebras son más comúnmente encontradas – ya que son propensas a la calcificación – pero de ninguna manera se acerca a los números que se encontraron de dientes.

Un descubrimiento reciente, por ejemplo, indica que los tiburones prehistóricos eran capaces de adaptarse al cambio climático. Miles de dientes de tiburones que datan del Eoceno (56 a 34 millones de años) fueron encontrados en el Ártico canadiense. Un análisis demostró que estos tiburones tigre de arena (extintos) vivieron en un período relativamente cálido del mar ártico con muy baja salinidad – prácticamente agua dulce. Mientras tanto, sus parientes modernos prefieren el agua salada. Este hallazgo sugiere que al menos algunos tiburones prehistóricos podrían adaptarse al aumento de las temperaturas y la disminución de la salinidad que los científicos esperan ver en el Ártico del futuro.

Next post:

Previous post: