≡ Menu

Tiburón peregrino

tiburones peregrinos

El tiburón peregrino es uno de los peces más grandes que existen, y se encuentra solo en segundo lugar, luego del tiburón ballena. Además, es uno de los tres únicos tiburones que comen plancton, junto con el tiburón ballena y el tiburón bocagrande.

Este tiburón es una especie migratoria, y se encuentra en todos los mares templados del mundo. Su nombre común se deriva de su costumbre de alimentarse en la superficie, ya que parece disfrutar del agua más cálida allí. El nombre científico de estos tiburones es Cetorhinus maximus.

Ubicación geográfica del tiburón peregrino

Se cree que los tiburones peregrinos hibernan en aguas profundas. Se los puede encontrar en grupos pequeños o nadando solos.

A pesar de su gran tamaño y aspecto amenazante, el tiburón peregrino no es agresivos y es inofensivo para el ser humano.

Ha sido durante mucho tiempo un pez de gran importancia comercial, como fuente de alimento, ya que se aprovechaban sus aletas, piensos, y el aceite de hígado de tiburón. A causa de esto, la sobreexplotación ha reducido sus poblaciones hasta el punto de que algunos han desaparecido y los que quedan necesitan protección.

El tiburón peregrino es un tiburón pelágico-costero que puede encontrarse mundialmente en aguas templadas a cálidas, alrededor de las plataformas continentales.

A menudo es visto cerca de la tierra. Esta especie de tiburón sigue las concentraciones de plancton en la columna de agua, así que a menudo es visible en la superficie.

Anatomía del tiburón peregrino

El tiburón peregrino tiene una adaptación en su anatomía para lograr el adecuado filtro de sus alimentos, tales como una gran boca y agallas altamente desarrolladas. Su hocico es cónico y las hendiduras branquiales se extienden alrededor de la parte superior e inferior de su cabeza. Las agallas son utilizadas para la captura de plancton y actúan como filtros de agua a través de la boca y sobre las branquias.

Generalmente, el tiburón peregrino es de color marrón grisáceo, con la piel moteada. La aleta caudal (cola) tiene una fuerte quilla y un corte en forma de media luna.

Los dientes del tiburón peregrino son muy pequeños y numerosos, y a menudo posee unos cien dientes por fila. Sus dientes tienen una sola cúspide cónica, están curvados hacia atrás, y son los mismos en ambas mandíbulas, superiores e inferiores.

En promedio, el adulto peregrino alcanza una longitud de 6-8 m y pesa alrededor de 5,2 toneladas. Algunos ejemplares todavía superan los 9-10 m, pero después de años de pesca en gran escala, los ejemplares de este tamaño se han convertido en raros de ver.

El ejemplar más grande de tiburón peregrino medido con precisión fue atrapado en la Bahía de Fundy, Canadá, en 1851. Su longitud total fue de 12.27 metros y pesaba un estimado de 19 toneladas.

Diferencias entre el tiburón peregrino y el tiburón blanco

El dibujo del tiburón peregrino en perfil ha hecho que sea confundido con el gran tiburón blanco. Estas dos especies, sin embargo, pueden ser fácilmente distinguidas por la mandíbula cavernosa del tiburón peregrino, de hasta 1 metro de ancho.

Además, los tiburones blancos poseen enormes dientes en forma de daga, mientras que los dientes de tiburón peregrino son mucho menores, de 5-6 mm.

En el comportamiento, el tiburón blanco es un activo depredador de animales grandes y no un filtro de plancton al alimentarse.

Next post:

Previous post: