≡ Menu

Tiburón Leopardo

tiburón leopardo

El tiburón leopardo, es uno de los depredadores de presas pequeñas más fuertes del mar por una característica esencial: nadar en grupos, agrupados según edad y sexo.

Posee un apetito voraz, su dieta va desde calamares, cangrejos, camarones, peces y cualquier otro tipo de pequeñas presas.

En fin, se podría decir que es todo un comelón.

Pero… ¿La carne humana está dentro del menú?

Si bien es un hábil depredador y nada por las zonas de surfeo, ellos no suelen atacar a humanos, tal y como lo explica el biólogo marino y especialista en tiburones Ryan Johnson. Además, se conoce que los ataques a humanos han sido escasos.

Pero es importante recordar que no son amigables.

¿Cómo se pueden identificar los tiburones leopardo?

  1. Su piel varía del gris oscuro / negro al verde, lo que les sirve como camuflaje.
  2. Posee manchas redondeadas oscuras transversales en el dorso y costado, las cuales, tienden a difuminarse con la edad.
  3. Su cabeza es aplastada y casi rectangular.
  4. Puede llegar a pesar hasta 18 kg. Y mide entre 1,5 a 1,8 metros.
  5. Posee una excelente visión y un poderoso olfato. Además, tiene la capacidad de captar ondas de presión a baja frecuencia lo que le ayuda a detectar presas hasta en aguas turbias.

Una de las cosas fascinantes del tiburón leopardo es como se alimenta. Y es así, porque a simple vista la presa pudiera sentirse confundida y les explico por qué.

El tiburón leopardo cuando va a cazar lo primero que hace es aparecerse desde abajo, utilizando su tono de piel como camuflaje.

Luego cuando aparece no utiliza el efecto sorpresa para devorar su presa.

Simplemente la rodea y la sigue en círculos.

Luego la toca con su hocico como si la besara, e inmediatamente la ingiere de un bocado. ¡Se dieron cuenta de lo terrible que debe ser para su presa!

Después de esto la imagen de este potente depredador da miedo. Sin embargo, como toda especie tiene su talón de Aquiles.

Si la presa nota la presencia del tiburón y huye, este no se tomará la molestia de perseguirla. No participa en persecuciones veloces.

Quizás piense: ¡Correr! ¡Ni loco! ¡ Ya llegará otro para ser devorado!

Y si llegase a tener una pelea antes de devorar a su presa, y perdiese algunos dientes; no habrá problema, porque le saldrá otro en el mismo sitio.

Le aseguró que en una pelea usted no correrá con la misma suerte. Este tiburón puede llegar a producir hasta 24.000 dientes en diez años.

Si es un aventurero y quisiera ver algunos ejemplares de esta especie. Puede localizarlo en aguas tropicales y subtropicales, poco profundas donde abundan los alimentos, cómo:

  • Costa del Pacífico
  • California
  • Golfo de México, entre otros.

Como muchas especies el tiburón leopardo es víctima de la caza y comercialización indiscriminada por su carne, aletas, hígado y para elaborar aceites. Pero, estos tiburones no representan un peligro para los humanos. Solo se ha reportado un caso en que un tiburón leopardo persiguió a un buceador que tenía su nariz sangrando pero, éste no ha resultado herido.

Es importante evitar cazarlos, y aumentar su protección para que no pase a ser otra especie en peligro de extinción. Actualmente, se encuentra en peligro mínimo, según la UICN es una especie de preocupación menor, ya que aunque tenga una reproducción lenta, se han creado leyes de pesca sostenible para evitar su agotamiento.