≡ Menu

Tiburón Lanza

Tiburón lanza

El Glyphis Glyphis o tiburón lanza es una de las especies más raras de la familia de los Carcharhinidae. Lo que hace tan misterioso a esta especie es el hecho de que  poco es lo que se sabe de su formación como adultos puesto que mientras son jóvenes se pueden encontrar en estuarios, así como en grandes ríos de corrientes rápidas y aguas turbias, mientras que se asume  que una vez llegados a la edad adulta migran al mar abierto y se establecen en las profundidades. El tiburón lanza se localiza por lo general en Australia y Papua nueva Guinea, también se le puede ver en Malasia.

Características del tiburón lanza

De esta especie solo se han podido observar los rasgos de los jóvenes, puesto que no se ha atrapado aún alguno que esté totalmente desarrollado en su edad adulta. Sin embargo de acuerdo a los datos de otras especies de la misma familia estrechamente relacionadas, se sabe que las hembras son vivíparas, dan a luz al embrión ya desarrollado en la desembocadura de los ríos, donde la cría podrá nadar río arriba para evitar ser presa de otro animal. La hembra tiene alrededor de 9 crías que miden entre 50 a 60cm.

Los tiburones lanza jóvenes pueden medir unos 1.8 m,  son de cabeza ancha al igual que su hocico que además tiene forma redondeada, sus ojos no son muy grandes y tienen por lo general un anillo de color pálido alrededor de ellos. Se distinguen de otras especies muy cercanas porque tienen una segunda aleta dorsal que es más grande que la primera aleta dorsal la cual es un poco más curva, esto le permite moverse mejor en las corrientes rápidas. Esta especie utiliza las columnas de agua y corrientes rápidas para no consumir tanta energía durante el día. Por otra parte sus dientes tienen la forma de la punta de una lanza, de ahí el nombre de la especie, y los mismos se localizan en la parte delantera de la mandíbula inferior, mientras que los de atrás son más delgados y en forma de sierra, iguales a los de la mandíbula superior.

Su coloración es muy uniforme por la parte superior tiene un tono gris, mientras que en la parte inferior son de color blanco, incluyendo el área de la boca. Otra característica distintiva es que en las puntas de  aletas pectorales tiene una coloración oscura.

El tiburón lanza tiene abundantes estructuras de Lorenzini, las cuales le permiten percibir impulsos eléctricos de manera que rastreen las presas que no pueden percibir con el sentido de la vista. Cabe destacar que al tener una mayor cantidad de estas estructuras indica que no usa mucho la vista y sugiere que esta especie es más activa en la noche que en el día, así como también que al llegar a la madurez prefiere las profundidades.

Acerca del peligro que pudiesen representar para los humanos no se sabe mucho, sin embargo la pesca comercial y deportiva sí ha llegado a representar un peligro para la especie, pues de jóvenes son fáciles de atrapar.